martes, 16 de agosto de 2016

Las principales amenazas a la biodiversidad siguen siendo por la sobreexplotación de los recursos naturales

A pesar del creciente foco puesto en el cambio climático como amenaza a la biodiversidad (y a nuestro bienestar socio-económico), un estudio de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) publicado en la prestigiosa revista Nature (Maxwell et al. 2016) pone de manifiesto que las principales amenazas a nivel global para la conservación de especies son la sobre-explotación de los recursos naturales (la recolección/caza de especies silvestres a tasas que no pueden ser compensadas por la reproducción o el rebrote de las mismas), y la agricultura (producción de comida, forraje, fibras y biocarburantes; ganadería, acuicultura y cultivos forestales).

Sean L. Maxwell, Richard A. Fuller, Thomas M. Brooks & James E. M. Watson 2016. Biodiversity: The ravages of guns, nets and bulldozers. Nature 536:143–145.

En el caso local de la Sierra de Guadarrama y centrado en la flora, esta sobreexplotación tiene que ver con la urbanización y construcción de diversas infraestructuras, intensificación ganadera, actividades recreativas, etc., aunque faltan estudios para concretar la importancia de cada una de estas actividades.

Urbanización de Fuentemilano (Bustarviejo)

viernes, 29 de julio de 2016

Nuevas especies para Madrid y la Sierra del Rincón

Este año se va a concluir la primera prospección del conjunto de la Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón para inventariar su flora vascular. Es la segunda parte de un trabajo iniciado e interrumpido en 2011 y que va a permitir tener un catálogo florístico en base a trabajo de campo, y no un simple listado de especies a partir de las citas bibliográficas como había hasta ahora (Cuevas et al. 2005). Esto se suma a la actualización del catálogo del hayedo de Montejo por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, único paraje de la reserva que ya contaba con un estudio previo de su flora vascular (Hernández Bermejo et al. 1983). Por lo que a mi me toca, a pesar de que es una prospección preliminar (no se visitan todas las cuadrículas de 1km2, lo que debiera de ser 3 o más veces para elaborar un atlas de la flora), se han encontrado interesantes novedades para la flora de la Reserva e incluso para la Comunidad de Madrid. Algunos de los resultados de la fase de 2011 ya fueron publicados (Baonza 2012, 2014, Baonza et al. 2015 y en parte 2013). Concluida la fase de campo de 2016, y a falta de identificar todos los pliegos recolectados, se pueden destacar las novedades provinciales:

Trifolium aureum: La Hiruela, especie ya recolectada años antes por investigadores del Jardín Botánico de Madrid en el mismo municipio (Leopoldo Medina, comunicación personal). En la Península ibérica las poblaciones más cercanas de este trébol europeo se encuentran en Pirineos y Picos de Europa.

Geranium bohemicum: también de la Hiruela, encontrado un único individuo no herborizado. Geranio muy raro en la Península, señalado una vez de la Sierra de Guadarrama (Valsaín).

Verbascum lychnitis, de Montejo de la Sierra. Aunque existen citas de este gordolobo de Madrid del s. XIX, Flora Iberica (2009) no la señala de esta provincia.

Y dos gramíneas encontradas en La Puebla de la Sierra: Melica humilis (encontrada también fuera de la reserva en el municipio de Patones) y Gastridium phleoides, ambas más frecuentes en la mitad sur peninsular.

Trifolium aureum. La Hiruela, 6-07-2016
Geranium bohemicum. La Hiruela 15/06/2016

Otras especies de interés novedosas para la reserva son desde un árbol, el mostajo Sorbus latifolia, a muy diversas herbáceas: Ophioglossum azoricum, Anemone palmata, Salvia aethiopis, Pimpinella saxifraga, Centaurea toletana, Monotropa hypopitys, así como nuevas poblaciones de Allium scorzonerifolium, Streptopus amplexifolius, Klasea nudicaulis, etc.

Centaurea toletana. La Hiruela 15-06-2016.
Allium scorzonerifolium. La Puebla 27-05-2016

Incluso en el mejor estudiado hayedo de Montejo se han encontrado interesantes novedades provinciales como Epipactis microphylla (Bárbara Herrero, comunicación personal).

Estos estudios revelan que el conocimiento sobre la flora de la Comunidad de Madrid dista de ser suficiente, aunque pasa por ser una de las provincias mejor estudiadas, principalmente por la multitud de referencias existentes. Temo que se ha confundido la cantidad con la calidad: muchos trabajos son antiguos, anteriores a la inconclusa Flora Iberica (1986-actualidad) que facilita la identificación y corrige errores de identificación/distribución aunque a escala de provincia; siguen siendo relevantes trabajos de los siglos XVIII y XIX por la falta de trabajos más modernos, y muchos trabajos son estudios cuyo objetivo no era conocer toda la flora de un sector, municipio, UTM 10x10 Km o paraje de la provincia, por lo que aunque aporten múltiples observaciones su interés para conocer toda la flora es más limitado. Tendríamos un buen conocimiento si contáramos con catálogos más o menos exhaustivos de diversas (o casi todas) las partes de la provincia. En tal caso es obvio que la recopilación de todos ellos aportarían una visión completa de la flora provincial. Pero la realidad es que tal tipo de catálogos parciales se cuentan con los dedos de una mano. En el caso de la Sierra de Guadarrama, donde son extensibles estas consideraciones, y particularmente en la vertiente madrileña, sólo contamos con la tesis del Valle del Paular (Fernández González 1988, inédita), el municipio de Torrelodones (Gabriel y Galán 2004), el afloramiento calizo de Soto del Real-El Vellón (Gómez y Moreno 1997) y el muy antiguo de la zona del Escorial (Secall 1903). En la parte castellano-leonesa, destacan los trabajos para ámbitos muy extensos y que desbordan la propia sierra (y ya se sabe que quien mucho abarca...) de las cuencas de los ríos Eresma, Pirón y Cega (García Adá 1995) y Duratón (Romero & Rico 1989), así como el catálogo de Valsaín (Martínez 2005, con enmiendas en Baonza 2014, ambos inéditos).

La explicación de esta carencia de estudios locales se debe a que los catálogos florísticos han perdido interés académico, por no proporcionar publicaciones importantes ("de impacto" internacional) a los investigadores, y las administraciones regionales y locales no les interesa/no saben conocer el patrimonio que gestionan, lo que es especialmente preocupante en Espacios Naturales Protegidos: ¡la Reserva de la Biosfera de la Sierra del Rincón puede ser uno de los primeros de Madrid y su entorno que tenga un catálogo actualizado!

Estos datos inciden además en lo absolutamente anticuado que está el catálogo regional de especies amenazadas madrileño (Decreto 18/1992) y que además podemos juzgar como inoperante: ni siquiera ha servido para conocer el estado de conservación de las especies ahí incluidas. Este catálogo se basa principalmente en la flora considerada rara por entonces, como ésta es la flora peor detectada, cambia sustancialmente con la mejora del conocimiento. Indicador de ello es el que la flora conocida en aquella fecha para Madrid fuese de 2.141 especies (Ruíz de la Torre et al 1982), mientras la estima más reciente la eleva a 3.066 taxónes -incluidas 419 especies cultivadas no naturalizadas (Martín 2015), en gran parte por la detección de especies raras, además de algunas incorporaciones de flora exótica. Como apuntó Mario García París (2010) ¿como es posible conservar una especie amenazada si ni siquiera se sabe que existe?.

Agradecimientos: A los agentes forestales Ángel Quirós y Javier Herraiz por las facilidades para prospectar la reserva e incluso ayudar en la detección de alguna de las plantas de interés. A los gestores de la reserva, del área de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid, por promover la financiación de este estudio a cargo de todos los madrileños.

Referencias

lunes, 20 de junio de 2016

Parque Geológico Valoja

Se está promoviendo la creación de un Parque Geológico en las sierras y campiñas del Norte de Madrid en los valles del Lozoya, Jarama y Guadalix, fundamentado en la alta diversidad de materiales geológicos aflorantes. Una de las actividades que se va a realizar es un aula de verano los días 21 y 22 de julio y que admite la presentación de comunicaciones científicas o divulgativas de geología, biodiversidad o educación ambiental de la zona (presentación de documentos para su aceptación hasta el 11 de julio).

Asociación Va.Lo.Ja

Agrupación vecinal y comarcal para el desarrollo de los valles de Lozoya y Jarama

 

Otras jornadas con el programa ya cerrado son las que se realizarán en Soto del Real sobre el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama del 23 al 25 de junio.


domingo, 12 de junio de 2016

Nuevas reseñas bibliográficas

Recientemente (o por lo menos este año) han aparecido nuevas obras de interés para la flora guadarrameña.

La primera es un nuevo tomo de Flora Iberica, el IX, que salió a principios de año (aunque oficialmente fue a fines de 2015). Uno más de esta monumental obra sobre la flora íbero-balear, que nos acerca a su finalización: ya solo quedan dos de los tres tomos de las compuestas y el volumen dedicado a las gramíneas, también de tres tomos. Describe en este tomo todas las especies de las familias Rhamnaceae, Vitaceae, Sapindaceae, Hippocastanaceae, Aceraceae, Anacardiaceae, Simaroubaceae, Cneoraceae, Coriariaceae, Rutaceae, Meliaceae, Zygophyllaceae, Juglandaceae, Linaceae, Geraniaceae, Oxalidaceae, Tropaeolaceae, Balsaminaceae y Polygalaceae. Destacar para la flora guadarrámica las familias de Geraniáceas, Rhamnáceas (con propuesta muy analítica para Rhamnus, obliga a revisar todas las observaciones previas de Rh. lycioides por ejemplo) o Lináceas.



Una segunda obra, ésta si recién salida, es la "Guía de campo del Sistema Central" de Modesto Luceño, Pablo Vargas y Bernardo García, actualización de la anterior y clásica "Guía botánica del Sistema Central español". Además de enriquecer todos los apartados de la versión anterior y actualizar la taxonomía, incluso incorporando las actualizaciones más recientes de los estudios genéticos (lo que esta cambiando la propia taxonomía incluida en Flora Iberica), ha incluido comentarios sobre fauna, hongos y plantas no vasculares, añadiendo múltiples fotografías de todos estos grupos y de las propias plantas vasculares, aunque las claves siguen siendo exhaustivamente sólo para la flora vascular que crece por encima de 1700 m. En estas claves es de notar que las especies recogidas han pasado de 570 especies a 678, fruto del mejor conocimiento y de la mayor amplitud geográfica. Tal incremento en el contenido ha llevado a que el número de páginas suba hasta 933, con lo que lo de "guía de campo" queda para esforzados excursionistas. La obra aumenta el interés de la anterior, aunque igual hubiera sido mejor bajar la cota que incorporar otros grupos para los que existen otras guías completas, salvo para musgos y hepáticas, donde las abundantes fotografías de especies de esta cordillera la convierten en un buen complemento de las guías generalistas de estos grupos. Hay que señalar que el contenido o las apreciaciones de abundancia están claramente sesgadas al sector occidental, particularmente el sector gredense, mejor conocido por los autores (también han ampliado el rango de la obra hasta la Serra da Estrella). Así, sobre el sector guadarrámico y oriental hay algunas carencias: falta toda referencia a los afloramientos calizos y su flora característica presente en este sector y también faltan algunas actualizaciones florísticas, seguramente por no recoger anthos.es muchas referencias de las publicadas en la revista Ecología o por ser algunas muy recientes. Sin embargo también reseña una interesante especie para el macizo de Peñalara, como es Erigeron alpinus, desconocida aquí hasta ahora.



La tercera obra a la que me voy a referir es la guía que se anuncia en uno de los laterales de este blog, "La guía de los árboles de la Sierra de Guadarrama", coordinada por Emilio Blanco, Felipe Castilla y Juan Antonio Durán, a los que se añaden como coautores Rubén Bernal y yo mismo, Jorge Baonza. No es una guía de identificación (carece de claves y las descripciones no siempre son diagnósticas, las especies aparecen ordenadas por importancia más o menos cuantitativa), algo irregular en el contenido, pero a pesar de su pequeño formato (un auténtico libro de bolsillo) es la recopilación más completa de especies arbóreas que se pueden encontrar en esta sierra, incluidas las alóctonas. Aspecto este último de interés pues tal circunstancia no siempre es obvia, especialmente en esta sierra con incorporaciones desde antiguo y de lo que es un ejemplo la propia discrepancia sobre el carácter del olmo blanco (y otras especies) mantenida en este libro frente a este blog. En esta misma editorial (La Librería) también han sacado una guía de plantas de esta sierra, pero su alcance es muy limitado, 100 especies, menor que el número de especies arbóreas señaladas en la guía de árboles. Con tal exigüedad, son preferibles guías para otros ámbitos ibéricos, incluso las traducciones de guías "europeas". Mi preferida por todo lo que cuenta sobre historia natural y ecología de las propias plantas es la ya antigua de Alastair Fitter (1987) "Flores silvestres de España y Europa", que aunque muy pobre en especies mediterráneas y particularmente en endemismos ibéricos (ninguno), recoge muchas más especies guadarrámicas. Para un conocimiento de como aparecen las plantas, las comunidades de las que forman parte, una obra divulgativa actual es la guía de Javier Grijalbo "Vegetación y flora de Madrid", aunque obviamente no trata la vertiente castellano-leonesa de estas sierras.


jueves, 28 de abril de 2016

PRUG del Parque Nacional

Como muchos os habréis enterado, está en elaboración el PRUG del Parque Nacional, actualmente en fase de consulta a ayuntamientos y ONGs. Va a ser un proceso largo que culminará en 2017 (véase lo que dice sobre esto la página web del parque). He tenido la fortuna de participar en una fase previa de consulta a expertos, por lo que me parece adecuado colgar mis respuestas a los 2 cuestionarios que me remitieron, por si pueden mejorar el debate. Hay que advertir que estas respuestas son por amor al arte y tal vez hubieran requerido mayor dedicación, pero es lo que hay. Ciertamente los tan de moda procesos de consulta a expertos y de participación son necesarios pero espero que no escatimen los estudios que realmente justifican las normas y actuaciones.

El proceso en el que he participado supuso contestar dos formularios, el primero a contestar antes del 17 de julio de 2015 (cuestionario 1) y el segundo antes de 14 de marzo de 2016 (cuestionario 2). Aunque más desarrollado los aspectos de flora, también he respondido otras partes, aunque no siempre muy intensamente.

Siguen pidiendo la participación ciudadana (mirar la página arriba señalada), así que ánimo.


El parque Nacional (fuente: http://www.parquenacionalsierraguadarrama.es)




lunes, 23 de noviembre de 2015

Reservas Fluviales

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha acordado (20-11-2015) la declaración de las primeras 82 reservas naturales fluviales de España en el ámbito de diez demarcaciones hidrográficas en las que las competencias las ostenta el Estado (Cantábrico Occidental, Cantábrico Oriental, Duero, Ebro, Guadalquivir, Guadiana, Júcar, Miño-Sil, Segura y Tajo). Dentro de la Sierra de Guadarrama incluye tramos altos de los ríos Eresma, Manzanares, Arroyo del Valle (entre el Guadarrama y el Somosierra madrileño) y, ya en Somosierra-Ayllón, Puebla-Riato, Jarama, etc.

Cuando encuentra la documentación de referencia, o la publicación en el BOE, actualizo la entrada.


A partir de http://sig.magrama.es/geoportal/


lunes, 26 de octubre de 2015

Conferencias y mesas redondas en Bustarviejo

Algunos ayuntamientos organizan, con escaso presupuesto, interesantes actividades sobre la naturaleza y  conservación de la sierra, y aunque no me entero de muchas, ésta me queda muy cerca. Así para los que quieran venir a participar en unas conferencias y mesas redondas abiertas:


Páginas vistas en total